Es un procedimiento que utiliza ondas de choque para desintegrar los cálculos en el riñón y partes del uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga). Después del procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la orina.  

Los cálculos renales, son piezas sólidas de material que se desarrollan cuando tiene demasiado de cierto mineral en la orina. Por lo general, son el resultado de una acumulación de calcio. Si bien su tamaño y composición pueden variar, estos cálculos generalmente provienen del riñón y luego pueden viajar por el resto de las vías urinarias.

La litotricia extracorporal por ondas de choque (LEOC) es el tipo más común de litotricia. “Extracorporal” significa fuera del cuerpo.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LOS CÁLCULOS RENALES?

  • Dolor intenso y fluctuante en la parte inferior de la espalda que puede irradiarse al abdomen y la ingle
  • Orina con sangre
  • Obstrucción de orina
  • Flujo de orina frecuente, a veces difícil
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Infección

ANTES DE LA CIRUGÍA

Coméntele siempre a su cirujano:

  • Si está o pudiera estar embarazada
  • Qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta
  • Le pueden solicitar que deje de tomar anticoagulantes como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro medicamento que dificulte la coagulación de la sangre. Pregúntele a su proveedor cuándo debe dejar de tomarlos.
  • Pregúntele a su proveedor qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Es posible que no se le permita beber ni comer nada durante varias horas antes del procedimiento.

CIRUGÍA

Con el fin de alistarse para el procedimiento, usted se pondrá una bata hospitalaria y se acostará en una mesa de exploración encima de un cojín suave lleno de agua. Usted no se mojará.

Le darán un medicamento para el dolor o para ayudarlo a relajarse antes de comenzar el procedimiento. Igualmente le administrarán antibióticos.

Cuando le realicen el procedimiento, le pueden administrar anestesia general. Usted estará dormido y no sentirá dolor.

Las ondas de choque de alta energía, también llamadas ondas sonoras, guiadas con radiografías o ultrasonidos, atravesarán el cuerpo hasta que golpeen los cálculos renales. Si está despierto, puede experimentar una sensación de golpecitos ligeros cuando esto comienza. Las ondas rompen los cálculos en pedazos diminutos.

El procedimiento de litotricia generalmente debe demorar de 45 minutos a 1 hora.

Se puede colocar una sonda, llamada stent, a través de la espalda o la vejiga hasta el riñón. Esta sonda drenará la orina desde el riñón hasta que salgan del cuerpo todos los pequeños pedazos de cálculos. Esto se puede hacer antes o después del tratamiento de litotricia.

TECNICAS PARA ELIMINAR LOS CÁLCULOS RENALES

La mayoría de los cálculos se expulsan solos al orinar, especialmente si son pequeños. Para aquellos cálculos que no se eliminan por sí solos, existen tres opciones principales de tratamiento para la cirugía de cálculos renales:

  • Choque litotricia extracorpórea por ondas. Con este procedimiento mínimamente invasivo, que puede tratar cálculos renales más pequeños, su doctor utiliza rayos X para localizar el cálculo. Una vez que se localiza, las ondas de sonido de un ultrasonido rompen el cálculo en pedazos más pequeños que se pueden eliminar en la orina. Con este procedimiento, la mayoría de las personas se van a casa el mismo día.
  • Ureteroscopia. Este procedimiento consiste en insertar un pequeño endoscopio flexible en la uretra (el canal que permite que la orina fluya fuera del cuerpo), a través de la vejiga y en el uréter, que es el pequeño tubo que conecta el riñón con la vejiga. Luego, el cirujano puede usar un láser para romper el cálculo en pedazos más pequeños o puede extraer los cálculos. No hay incisiones, y esta es típicamente una cirugía en la que puede irse a casa el mismo día.
  • Nefrolitotomía percutánea. Los médicos suelen utilizar este procedimiento para los cálculos renales más grandes. El cirujano hace una pequeña incisión de 1 cm en el flanco o la parte inferior de la espalda y crea un camino hacia el riñón donde una cámara puede ver el cálculo. Luego, una sonda especial rompe la piedra en pedazos más pequeños que se pueden extraer a través de la pequeña incisión. Es posible que permanezca en el hospital durante uno o dos días después del procedimiento.

Después de que un cálculo renal pasa o se extrae, su doctor puede analizarlo para averiguar qué tipo de cálculo renal es. (Si elimina un cálculo en su casa, guárdelo en un recipiente limpio). Este análisis puede ayudar a determinar cuáles son sus factores de riesgo y si algún medicamento puede ayudar a prevenir la recurrencia de los cálculos renales.

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO

Después del procedimiento, usted permanecerá en la sala de recuperación durante aproximadamente 2 horas. La mayoría de las personas pueden irse a casa en el mismo día. A usted le suministrarán un colador de orina para atrapar los pedazos de cálculos que salen en la orina.

Usted puede tener un poco de dolor en la espalda durante la primera semana después de que se insertara el catéter en el riñón. Los analgésicos de venta libre como Tylenol pueden ayudar con el dolor.

Usted puede presentar un poco de supuración amarilla de clara a transparente alrededor del sitio de inserción del catéter durante los primeros 1 a 3 días. Esto es normal.

Una sonda que viene del riñón atravesará la piel de la espalda. Esto ayuda a que la orina fluya desde el riñón hasta una bolsa que se adhiere a la pierna. Usted puede ver algo de sangre en la bolsa al principio. Esto es normal y debe desaparecer con el tiempo.

El pronóstico depende de la cantidad de cálculos que usted tenga, de su tamaño y del lugar donde se encuentren en el aparato urinario. La mayoría de las veces, la litotricia elimina por completo los cálculos.

CUIDAR DE SUS SONDAS Y CATÉTERES

El cuidado apropiado de su catéter de nefrostomía es importante para que no contraiga una infección.

  • Durante el día, puede usar una pequeña bolsa urinaria que se fija a la pierna.
  • Use una bolsa de drenaje más grande por la noche si su médico se lo recomienda.
  • Mantenga siempre la bolsa urinaria por debajo del nivel de los riñones.
  • Vacíe la bolsa antes de que esté completamente llena.
  • Lave su bolsa de drenaje una vez por semana usando una solución de mitad de vinagre blanco y mitad de agua. Enjuáguela bien con agua y déjela secar al aire.

Tome muchos líquidos (2 a 3 litros) todos los días, a menos que el proveedor le recomiende no hacerlo.

Evite cualquier actividad que cause una sensación de tirón, dolor alrededor de la sonda o retorcimiento de esta. NO nade cuando tenga esta sonda.

Usted puede tomar una ducha si cubre el apósito con una envoltura de plástico y lo reemplaza si se humedece. NO se sumerja en una bañera o jacuzzi (hidromasaje).

¿CUÁNDO LLAMAR AL MÉDICO?

  • Dolor en la espalda o el costado que no desaparece o está empeorando
  • Sangre en la orina después de los primeros días
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Orina que huele mal o luce turbia
  • Empeoramiento del enrojecimiento o del dolor de la piel alrededor de la sonda 
  • El anillo plástico se está despegando de la piel.
  • La sonda se ha salido.
  • La sonda deja de drenar la orina hacia la bolsa.
  • La sonda está retorcida.
  • La piel bajo la cinta está irritada.
  • La orina está filtrándose alrededor de la sonda o del anillo plástico.
  • Presenta enrojecimiento, hinchazón o dolor donde la sonda sale de la piel.
  • Hay más supuración de lo normal en los apósitos.
  • El drenaje tiene sangre o contiene pus.

Nota: Esta información está destinada a proporcionar una visión general de una cirugía. No es ni pretende sustituir la atención médica profesional o una discusión entre usted y su cirujano sobre la necesidad de una cirugía. Las recomendaciones específicas pueden variar entre los profesionales de la salud. Si tiene alguna pregunta sobre su necesidad de cirugía, sus alternativas, o la capacitación y experiencia de sus cirujanos, no dude en realizar su propia investigación. Si tiene preguntas sobre su cirugía o el posoperatorio, discútalas siempre con su cirujano antes o después de su cirugía.

Similar Posts

Leave a Reply