Eduardo Pulido

Mi nombre es Eduardo Pulido Martínez, había ido a otros lugares, pero como no tenía seguro de salud, no me pudieron ayudar. Desde el primer momento que llegué a Cirugía Sin Fronteras todo fue muy diferente, el trato amable, la forma en que me explicaron todo, paso a paso, el descuento que hacen por la cirugía es de más del 80% sinceramente maravilloso, había averiguado en otro lugar y costaba más de $ 20,000.

Cuando conocí al Dr. Enríquez, me trató como se debe tratar a un paciente; Me dijo las cosas claras y me sentí tranquilo. Me opere de una hernia y antes de la operación estaba nervioso, pero las enfermeras del Mercy Hospital me trataron de maravilla, bromearon conmigo, hasta el doctor me hizo reír también y ¡hasta perdí los nervios!, luego me metieron a quirófano, y no supe nada más hasta que desperté con un poco de dolor, me medicaron y me dijeron que solo me podría ir cuando me sintiera bien, todo fue maravilloso. El Dr. Enríquez me dijo que pase lo que pase o si tengo dolor, no dude en llamarlo que está a mi disposición. Gracias a Dios no tuve que llamarlo, todo salió muy bien.

También me llamó mi asesora de Cirugía Sin Fronteras para ver cómo estaba y luego me volvió a llamar y me invitó a dar mi testimonio, es maravilloso, para qué mentir, sinceramente estoy muy feliz de que me hayan ayudado.

Estoy muy agradecido con un gran médico que me refirió a Cirugía Sin Fronteras, el Dr. Leopoldo Puga, le agradezco desde el fondo de mi corazón por lo que hizo por nosotros.

Doctor Enríquez, agradecido por ayudarme con esta hernia que estaba a punto de reventar, ahora cuando me doy la vuelta ya no se ve el bulto, le agradezco por mí y por lo que hace por todos los pacientes. Que Dios te bendiga.

-Eduardo Pulido-

Entradas similares